Friday 12 de August del 2022

#Actualidad ¿Cuáles son los síntomas y cómo se da la transmisión de la viruela del mono?

Escuchar Nota :


La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró este sábado la emergencia internacional por el actual brote de viruela del mono, después de que se hayan declarado ya más de 16 mil casos (cinco de ellos mortales) en 75 países, muchos de ellos en Europa, donde la enfermedad no era endémica.

“He decidido declarar una emergencia de salud pública de alcance internacional”, dijo el director general del organismo internacional, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en una rueda de prensa, afirmando que el riesgo en el mundo es relativamente moderado, salvo en Europa, donde es alto.

La viruela del mono tiene síntomas bien identificados:

Fiebre
Dolor de cabeza y muscular
Ganglios inflamados
Cansancio y lesiones cutáneas, que pueden ser planas o ligeramente elevadas llenas de líquido, que tienden a concentrarse en la cara y las palma de las manos y los pies, según la Organización Mundial de la Salud. Los pacientes se consideran más infecciosos cuando se desarrolla la erupción.

De acuerdo con el organismo internacional, la transmisión se puede dar por contacto físico, contacto con objetos, ropa y ropa de cama contaminados; toallas u objetos como utensilios para comer también pueden representar un foco de infección; gotículas respiratorias, contacto íntimo sexual.

El CDC y la OMS han dicho que la erupción se confunde fácilmente con enfermedades comunes de transmisión sexual.

La ONU menciona que “en la mayoría de los casos, los síntomas de la viruela desaparecen por sí solos en unas pocas semanas, pero en algunas personas pueden provocar complicaciones médicas e incluso la muerte. Los recién nacidos, los niños y las personas con inmunodeficiencias pueden correr el riesgo de sufrir síntomas más graves y morir por la enfermedad”.

Los Centros para el Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) informaron este viernes que han detectado por primera vez dos casos de viruela del mono en niños.

En un comunicado, los CDC indicaron que uno de los menores infectados es un residente en California de menos de dos años, mientras que el otro se encontraba en EU, pero no reside habitualmente en el país.

Los responsables sanitarios indicaron que ambos casos están relacionados y que lo más probable es que los niños se infectaran en casa por transmisión de un familiar.

Ambos presentan síntomas, pero se encuentran en buen estado de salud y están recibiendo tratamiento.

Incubación

Se trata de un virus distinto al de la viruela y que se está transmitiendo fuera de su zona endémica habitual (África Central y Occidental), por lo que es necesario ejercer sobre él un control epidemiológico estricto.

Se considera que una persona es contagiosa desde el inicio del enantema -lesiones en la mucosa oral- hasta que las lesiones se curan y se forma una nueva capa de piel.

Por este motivo, las personas infectadas deben permanecer aisladas hasta que todas las lesiones cutáneas se hayan curado, y evitar especialmente el contacto cercano con personas inmunodeprimidas.

El periodo de incubación puede oscilar entre 5 y 21 días, y el cuadro clínico suele iniciarse con una combinación de síntomas como fiebre, cefalea, dolores musculares, lesiones características en piel y ganglios inflamados.

Prevención contra la viruela del mono

Sobre la prevención “puede disminuir el riesgo de contagio limitando el contacto con personas que sospechen tener la dolencia o sean casos confirmados”.

Además, “si necesita tener contacto físico con alguien aquejado de esta afección porque es un trabajador de la salud o viven juntos, motive a la persona infectada a aislarse y cubrir cualquier lesión en la piel si puede (por ejemplo, usando ropa sobre el sarpullido). Deberá llevar una máscara médica cuando esté físicamente cerca de ellos, especialmente si tosen o tienen lesiones en la boca. Evite el contacto piel con piel y si tiene algún contacto directo use guantes desechables. Use máscara si tiene que tocar la ropa o ropa de cama de una persona infectada”.

También se menciona: “lávese las manos frecuentemente con agua y jabón o use un desinfectante para manos a base de alcohol, especialmente después de haber entrado en contacto con la persona infectada, o con su ropa (incluyendo sábanas y toallas) u otros elementos o superficies que haya tocado o que puedan haber estado en contacto con su sarpullido o secreciones respiratorias (por ejemplo, utensilios o platos)”.

“Lave la ropa, toallas y sábanas de la persona contagiada y los utensilios para comer con agua tibia y detergente. Limpie y desinfecte cualquier superficie contaminada y elimine los desechos contaminados (como los apósitos) de manera adecuada”.

Un estudio que publicó en la semana The New England Journal of Medicine (NEJM), dirigido por la Universidad Queen Mary de Londres, identificó los nuevos síntomas clínicos, que presentaban “muchos de los individuos infectados”, pero que no están reconocidos en las definiciones médicas actuales de la viruela del mono.

Aunque el equipo esperaba encontrar diversos problemas cutáneos y erupciones, también descubrió que “una de cada diez personas tenía una única lesión cutánea en la zona genital y el 15 % presentaba dolor anal y/o rectal”, explicó uno de los autores John Thornhill, de la Universidad Queen Mary de Londres. En “algunas personas”, los síntomas anales y orales han provocado el ingreso en el hospital para tratar el dolor y las dificultades para tragar.

El estudio analizó 528 infecciones confirmadas entre los pasados 27 de abril y 24 de junio y, aunque la cercanía sexual es la vía de transmisión más probable en la mayoría de estos casos, los investigadores subrayan que puede transmitirse por cualquier contacto físico próximo a través de grandes gotas respiratorias.

Contacto físico

La ONU mencionó que “la afección se puede propagar de una persona a otra a través del contacto físico cercano, incluido el contacto sexual. Sin embargo, actualmente se desconoce si se puede propagar por vías de transmisión sexual (por ejemplo, a través del semen o los fluidos vaginales). Sin embargo, el contacto directo de piel con piel con lesiones durante las actividades sexuales puede propagar el virus.

En ocasiones, pueden aparecer erupciones en los genitales y en la boca, lo que probablemente contribuya a la transmisión durante el contacto sexual. Por lo tanto, el contacto boca con piel podría causar la transmisión cuando hay lesiones en una de estas partes.Las erupciones pueden además parecerse a algunas enfermedades de transmisión sexual, como el herpes y la sífilis”.

“El riesgo de infectarse no se limita a las personas sexualmente activas o a los hombres que tienen sexo con hombres. Cualquiera que tenga contacto físico cercano con alguien que es contagioso está en riesgo. Cualquiera que tenga síntomas que podrían ser viruela del mono debe buscar el consejo de un trabajador sanitario de inmediato”.

Contra la estigmatización

El máximo responsable de la OMS ha insistido en la necesidad de repartir vacunas contra este virus y afirmó que continúan trabajando con la comunidad LGTBI+ para eliminar los estigmas asociados a esta enfermedad.

En la mayoría de los casos, los enfermos son hombres, relativamente jóvenes, que tienen relaciones homosexuales y viven por lo general en ciudades, indicó la OMS.

Según un estudio del New England Journal of Medicine realizado sobre 528 personas en 16 países -el más amplio hasta la fecha- 95% de los casos se contagiaron por vía sexual.

“Esta forma de transmisión representa tanto una oportunidad para realizar intervenciones de salud pública focalizadas y un reto, ya que en algunos países las comunidades afectadas se enfrentan a formas de discriminación que ponen en riesgo sus vidas”, afirmó Tedros.

El jefe de la OMS destacó también que “existe una preocupación que es real de que los hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres puedan ser estigmatizados o culpados por el brote, lo que haga que sea más difícil el seguimiento y la contención” de los casos.

En este sentido, Lauwrence Gostin, experto estadounidense en derecho de la salud pública y director del Centro de Derecho de la Salud de la OMS, había señalado el viernes en Twitter que si la razón para no declarar una alerta máxima “se debe al hecho de que está restringida a la comunidad de hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, esto es un error y es escandaloso”.

Vacunación

La ONU recordó el 24 de mayo en unas preguntas y respuestas que “hay varias vacunas disponibles para la prevención de la viruela que también brindan cierta protección. Recientemente, se desarrolló una vacuna para la viruela (MVA-BN, también conocida como Imvamune, Imvanex o Jynneos) que fue aprobada en 2019 para su uso en la prevención de la viruela del mono y aún no está ampliamente disponible.

La OMS está trabajando con el productor de la vacuna para mejorar su acceso. Las personas que han sido vacunadas contra la viruela en el pasado también tendrán cierta protección”.

El viernes, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) recomendó extender el uso de una vacuna contra la viruela para combatir la propagación de la viruela del mono, que ya es utilizada en varios países.

La UE aprobó en 2013 la vacuna Imvanex, de la empresa danesa Bavarian Nordic, para prevenir la viruela. Ahora se extiende su utilización por su similitud con el virus de la viruela del mono.

La OMS recomienda vacunar a las personas de mayor riesgo, así como a los trabajadores de la salud que puedan estar expuestos a la enfermedad.

La administración de Joe Biden ha distribuido más de 300 mil dosis de Jynneos a estados y ciudades desde mayo y otras 786 mil dosis se están entregando a EU. El Departamento de Salud y Servicios Humanos ha ordenado otras 5 millones de dosis hasta 2023.

CNBC recordó que “todavía no hay datos sobre la efectividad de las vacunas contra la viruela del simio en el brote actual, según los CDC.

“A diferencia de Covid, las vacunas contra la viruela y la viruela del mono se pueden administrar después de la exposición debido al largo período de incubación de los virus. Pero las vacunas deben administrarse dentro de los cuatro días posteriores a la exposición para tener la mejor oportunidad de prevenir la aparición de la enfermedad, según los CDC”.

¿Cómo va la situación en las Américas?

Brasil, México y Perú son los países que presentan más casos de viruela del mono en Latinoamérica, con aumentos en los contagios que se deben en parte a las festividades multitudinarias en junio de la comunidad LGBT, dijeron funcionarios de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) el miércoles 13 de julio.

Entonces se mencionó que a pesar de que la enorme mayoría de los casos en la región están en Estados Unidos y Canadá, Brasil contaba ya con 219 casos y le seguían México con 35 y Perú con 29. La OPS reportó que hasta el cierre del 18 de julio, en México hay un registro de 48 casos confirmados de viruela símica, también conocida como viruela del mono, lo que representa un incremento de 13 casos con relación al lunes de la semana pasada.


Según una actualización de la OPS, “de los mil 563 casos confirmados para los cuales el dato sobre hospitalización está disponible, solo el 9% requirió hospitalización para aislamiento o tratamiento. Dos pacientes necesitaron ingresar en una unidad de cuidados intensivos (UCI)”.

El 94% los infectados son hombres de 30 y 49 años, y de ellos, cerca del 60% son VIH/SIDA positivos. La mayoría de los afectados aseguran ser hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres.

Comenta con tu cuenta de Facebook