martes 25 de enero del 2022

Clínica “recomendada” por DIF en Isla Mujeres es acusada de causar ceguera a 27 pacientes

Escuchar Nota :


La empresa no se ha hecho responsable de lo sucedido. En un informe que los encargados de la clínica entregaron a la Cofepris dicen desconocer de dónde provino la bacteria y aseguran que ya realizan ”una investigación interna para determinar qué pasó”.

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) clausuró las instalaciones de la clínica particular “Instituto de la salud visual”, ubicada en Cancún, Quintana Roo, tras una presunta negligencia en cirugías de cataratas que habría dejado ciegas a varias personas de la tercera edad.

La denuncia indica que al menos 27 pacientes de varias comunidades mayas de la zona norte del estado de Quintana Roo, de Isla Mujeres, Kantunilkín e incluso de Benito Juárez fueron intervenidos a finales de octubre en la clínica donde contrajeron la bacteria llamada pseudomonas que en algunos casos produjo ceguera y en otros la pérdida de un ojo.

Hasta el momento la empresa no se ha hecho responsable de lo sucedido. Los encargados de la clínica entregaron un informe a la Cofepris en el que desconocen de dónde provino la bacteria y aseguran que ya realizan ”una investigación interna para determinar qué pasó”.

Algunos de los pacientes afectados explicaron al diario Por Esto! que fue través de instituciones públicas como el sistema DIF de Isla Mujeres y Cinépolis, mediante su programa “Del Amor Nace la Vista”, que tuvieron conocimiento de estas operaciones de cataratas.

isla

Acudieron a la cínica tras la promesa de que iba a ser una cirugía gratis. La mayoría de las intervenciones ocurrieron a finales de octubre. Sin embargo, a tres días de la operación algunas de las personas de la tercera edad comenzaron a tener problemas con el ojo sometido a la cirugía. Se les hinchó, infectó y comenzaron los problemas de ceguera.

“Todos los días lloro y me deprimo y todavía recuerdo cuando escuchaba el día que me operaron que le decía un doctor a otro: ‘así no, es así, vírale así, muévele aquí…’”, narró Alicia Brito Salazar, una de las personas que contrajeron la infección.

“La verdad estamos viviendo una pesadilla, es terrible todo lo que nos está pasando por una negligencia”, comentó doña Natividad Méndez Rayón, de 67 años, otra de las afectadas.

Otro caso, es el de don José Tomás Daniel Pech, de 68 años, también de Isla Mujeres quien tiene el temor de perder su empleo debido a que ha tenido que faltar muchas veces por acudir a las consultas.

IMG_2975

Explicó que aunque él todavía puede caminar bien y ver con un ojo, “cuando cae la tarde ya no veo bien, y menos con el ojo que me operaron en el que se plano no veo nada y cada vez tengo más dolores de cabeza”.

De la misma manera, se encuentra el caso de doña Elena, quien también vive en Isla Mujeres y que tiene de igual forma el problema con pérdida de la vista, lo cual le provocó que en días pasados se cayera en su casa y se fracturara dos dedos de su pie.

Los pacientes infectados dijeron a Por Esto! que este sábado fueron convocados en la presidencia municipal de Isla Mujeres en donde el responsable de la Dirección de Asuntos Jurídicos los amenazó y les exigió que no involucraran al Ayuntamiento debido a que el DIF no era responsable de lo que les ocurrió durante la operación.

Familiares de los afectados que estuvieron en esa reunión donde estuvo gente del departamento jurídico de Isla Mujeres explicaron que el ayuntamiento les indicó que los recursos del DIF son para ayudar a las personas de la isla, pero lo que ellos están pasando en cuanto a su enfermedad, no corre por cuenta de esa dependencia.

Los afectados comentaron al medio que las cirugías iban a ser completamente gratuitas. Les dijeron que iban a ser realizadas en una clínica de la ciudad de Cancún llamada Instituto de Salud Visual (ISVI), inaugurada apenas el 17 de julio del 2015.

Algunos pacientes fueron operados en septiembre de uno de los ojos y no tuvieron problema, lo que les animó a que volvieran a confiar y se operaran el otro.

IMG_0017

Las personas fueron evaluadas y uno a uno los pacientes los fueron canalizando para ser programados para la cirugía y en algunos casos, se dio que además de las cataratas, tenían un problema de carnosidad, pero que lamentablemente esto no estaba dentro del “paquete gratuito” y para ello tenían que efectuar el pago por una cirugía previa.

No todos los pacientes que resultaron con carnosidad tuvieron el recurso para pagar, incluido el descuento que les hacían que era la cantidad de 11 mil 500 pesos y quienes tuvieron y accedieron, finalmente fueron operados por este padecimiento y de ahí, nuevamente se les evaluó para la reprogramación de la cirugía por cataratas.

Fue así que llegaron a la fecha establecida: el 29 de octubre. Se les citó en diferentes horarios y como iban llegando los canalizaban a diversos estudios previos y de ahí los ingresaban al quirófano donde, de acuerdo al testimonio de los pacientes, cada operación por catarata duraba entre 15 y 20 minutos. Posteriormente, los dieron de alta.

Sin embargo, a tres días de la operación algunas de las personas de la tercera edad comenzaron a tener problemas con el ojo sometido a la cirugía que se les hinchó e infectó.

Al acudir a la clínica ISVI para que fueran revisados les dijeron que se trataba de una reacción intraocular inflamatoria, compatible con infección, pero que iban a ser sometidos a un tratamiento especial para que no tuvieran complicaciones.

Los familiares de las personas de la tercera edad que fueron afectadas para que les entregara un diagnóstico. La clínica les informó que lo único que podía hacer era un documento del motivo por el cual fueron operados y lo que se les detectó posteriormente.

El doctor Juan Pablo Olivares de Emparan, cirujano oftalmólogo con cédula 6673542 y, director de la clínica ISVI, emitió “oficios” sin membrete alguno el pasado 17 de noviembre en donde indica que el paciente regresó cuatro días posteriores a la cirugía con una reacción intraocular inflamatoria severa compatible con infección intraocular con AV de no percepción de luz, por lo que se le realizó vitrectomía el 2 de noviembre del 2015 con colocación de antibióticos y antiinflamatorios intravítreos.

Comenta con tu cuenta de Facebook