Monday 23 de May del 2022

#Nacionales ‘Le pedí a Dios que no nos pasara nada’; personas que vivieron balacera

Escuchar Nota :


Antes del ataque algunos lograron ver a lo lejos un convoy de camionetas

Ver civiles armados abordo de camionetas es algo común en el sur del Estado de México; sin embargo, una balacera desmedida dejó aterrorizados a los habitantes del Barrio Camino Nacional, en Sultepec, luego de que presuntos miembros del crimen organizado atacaron el Centro de Justicia del municipio.

Los vecinos relataron que los hechos ocurrieron ayer por la tarde sobre la carretera principal; comerciantes y pobladores vieron a lo lejos un convoy de camionetas con hombres con armas largas y disparando al cielo.

“Pasaron como 40 camionetas y muchos jóvenes armados y ya venían echando balazos; yo bajé la cortina y nos esperamos dos horas para salir”, dijo una de las comerciantes de la zona.

Se recorrió esta zona y la primera alerta fue un vehículo calcinado en medido de la carretera, justo en los límites de Temascaltepec y Sultepec, la unidad habría sido calcinado para impedir el paso de apoyo durante el ataque.

Metros adelante, decenas de cartuchos percutidos quedaron sobre la carpeta asfáltica frente a negocios y casas, en dónde solo pudieron resguardarse.

“Teníamos tres niños en casa, solo nos tiramos al piso y le pedí a Dios que nada nos pasara”, dijo una mujer.

Todo el ataque duró aproximadamente 40 minutos, tiempo que fue eterno para estás familias, quienes no se meten con los civiles armados, pero que permanecen atemorizados. “Siempre que pasan no pasa nada, siempre solo van de ida o vuelta, pero rara vez hacen algo así, aunque esto no pasaría si hubiese orden y ley, ¿Nosotros que podemos hacer?”.

Ya en el Centro de Justicia de Sultepec, la fachada es prueba del ataque, incontables orificios producto de las balas quedaron en muros y ventanas.

En la zona se mantiene un fuerte dispositivo del Ejército Mexicano y de la Guardia Nacional, quienes realizan retenes y detienen a la mayoría de automóviles para hacer inspecciones.

Así fue como vivieron este amanecer los habitantes de la zona sur mexiquense, los cuales ya no saben en quién confiar su seguridad, ya que incluso tras la balacera dos policías estatales resultaron lesionados.

“Si a ellos les pasa, que nos espera a nosotros, nosotros que solo tenemos que aguantar, que esperar que nos disparen a nosotros”.

Comenta con tu cuenta de Facebook