viernes 28 de enero del 2022

#Nacionales Omar Fayad y el presidente del PRI se toman la foto, después de calificarse mutuamente de traidores y desleales

Escuchar Nota :


Las diferencias públicas entre el gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, y el presidente del PRI, Alejandro Moreno, derivadas del método de selección de candidato a gobernador de Hidalgo por la coalición “Va por México” (PRI-PAN-PRD), fueron zanjadas ocho días después de iniciadas.

En un mensaje publicado en su cuenta de Twitter, el presidente local del PRI, Julio Varela Piedras, agradeció a Fayad y a Moreno mantener la unidad de su partido, luego de que en días anteriores intercambiaron mensajes de confrontación en sus respectivas redes sociales.

Con una fotografía en la que Moreno, Fayad y Varela posan en señal de cordialidad, el también diputado local celebra que los priistas se ponen “de acuerdo”, que respetan sus “diferencias”.

En el mensaje, Valera sostiene que “la unidad siempre ha sido la base para construir nuestras victorias”, para luego agradecer al mandatario hidalguense y al dirigente nacional de su partido que “el #PRIes uno y va unido!”

La semana pasada, el gobernador Fayad calificó como una “traición” la decisión de la Comisión Política Permanente del PRI ceder al PAN quién será el candidato a la gubernatura de Hidalgo, como parte de los acuerdos de la coalición Va por México, dados a conocer el miércoles 29 de diciembre.

El convenio tripartita determinó que la candidatura se entregara a una mujer, con la posibilidad de que el PAN postule a una aspirante externa, que podría ser priista.

El jueves 30 de diciembre, Fayad Meneses consideró en su mensaje en redes sociales que el PRI “no es malo, lo malo son las decisiones de sus dirigentes; creen que la militancia no se da cuenta de esta farsa, que sólo busca brincar todos los procedimientos para imponer una candidatura por la vía de Acción Nacional”.

En la serie de tuits, Fayad reprochó no haber sido convocado a la toma de decisiones, pese a ser miembro de la Comisión Política Permanente del PRI, lo que consideró un agravio para la militancia priista.


Después de que el gobernador hizo pública su inconformidad, Moreno consideró la inconformidad como una respuesta a “intereses personales y nunca a los del partido”.

Moreno Cárdenas acusó a Omar Fayad de que “a lo largo de los últimos años ha demostrado su sumisión y entreguismo con el poder”, y advirtió que la dirigencia a su cargo no permitirá que “le entregue el estado de Hidalgo a Morena”.

El dirigente nacional del PRI acusó a Fayad de desleal y de subordinase al partido del presidente Andrés Manuel López Obrador, en una serie de mensajes subidos en su cuenta de Twitter.

Comenta con tu cuenta de Facebook