sábado 22 de enero del 2022

#Nacionales Por ‘usos y costumbres’, impiden a mujeres votar en elección de municipio

Escuchar Nota :


La integrante de la junta local del INE denunció que en dicha localidad las mujeres nunca han votado

En Ocotequila, municipio de Copanatoyac del estado de Guerrero, las mujeres no pudieron votar en la elección de comisario municipal sólo por el hecho de ser mujeres, lo que fue sustentado bajo el argumento de los “usos y costumbres” de la localidad, ubicada en la Montaña alta de Guerrero.

El caso fue denunciado por la integrante de la junta local del Instituto Nacional Electoral (INE), Antonia Ramírez Marcelino, quien sostuvo que en dicha localidad las mujeres nunca han votado en una elección de comisarios, a pesar de que el voto femenino en México se conquistó hace más de 60 años.

La jornada del lunes 3 de enero, Ramírez Marcelino colocó en su muro de Facebook el comentario:

“Llegará el día en que en mi comunidad nahua de Ocotequila, municipio de Copanatoyac Guerrero, haremos historia y las mujeres podremos votar y ser votadas para ser comisarias.

“Este día 2 de enero 2022, acudimos al corredor de la comisaría nueve mujeres para emitir nuestro voto, a manifestar nuestra intención de querer votar para elegir a nuestra autoridad comunitaria, pero en la mesa de los debates nos dijeron que no, porque de acuerdo con los ‘usos y costumbres’ las mujeres no pueden votar”.

En el post, se señala que las mujeres fueron informadas de que hubo un acuerdo entre los dirigentes locales de Morena y el PRI, que cerraron filas en torno a la prohibición de que las mujeres no votaran.

Las inconformes solicitaron que se leyera el acuerdo y esto se hizo en voz alta, lo que les permitió confirmar que en ninguno de los puntos maneja que las mujeres no pueden votar.

Enseguida, les dijeron que debieron manifestar su interés con tiempo de anticipación, lo que asegura que sí sucedió, pero que simplemente las ignoraron.

Indicó que “muchas mujeres expresaron que sí les gustaría acudir a votar pero no nos acompañaron por miedo y pena, porque después les harán burlas, que mejor fuéramos las demás y si nos decían que sí, ya después acudirían”.

Aseguró que el solo hecho de que el grupo de mujeres se presentara en la comisaría ya representa un avance importante y significativo, pues dice que “las malas prácticas no se cambian de la noche a la mañana”.

Y por eso manifestó en su escrito: “Hoy no se pudo pero muy pronto votaremos, incluso, hasta llegaremos a ser comisarias”.

Enfatizó que cuando los derechos en las comunidades indígenas no son garantizados, las mujeres se ven obligadas a recurrir a otras instancias.

Comenta con tu cuenta de Facebook