Radio Hola-Atizapán Escucha en alta fidelidad Entrar
domingo 20 de junio del 2021

POR EL CUIDADO DE LA SALUD Y DEL MEDIO AMBIENTE INGRID SCHEMELENSKY PROPONE EXHORTAR AL GOBIERNO MEXIQUENSE Y A LOS 125 AYUNTAMIENTOS A QUE REALICEN CAMPAÑAS DE CONCIENTIZACIÓN, RECOLECCIÓN Y DEPOSITO DE RESIDUOS ELÉCTRICOS, ELECTRÓNICOS Y DE COVID-19.

Escuchar Nota :


Durante el desarrollo de la Sesión Legislativa de hoy, Ingrid Schemelensky, Diputada Local Atizapense, presentó un punto de acuerdo con tres objetivos, el primero consiste en exhortar al Gobierno del Estado de México y a los 125 Ayuntamientos para que de forma coordinada y en el ámbito de sus competencias, realicen campañas de concientización entre la población mexiquense respecto a la importancia de la correcta disposición de los residuos eléctricos, electrónicos y residuos covid-19.

El segundo exhorta de igual manera al Gobierno Mexiquenses y a los 125 Ayuntamientos para que implementen una estrategia de recolección, traslado y disposición de los residuos.

Y el tercero exhorta a los 125 Municipios para que designen y habiliten espacios donde los habitantes de sus comunidades puedan depositar sus residuos eléctricos, electrónicos y de covid-19, de manera accesible.

En la exposición de la iniciativa, Schemelensky Castro mencionó que un dispositivo electrónico abandonado, puede liberar sustancias altamente toxicas como el Cadmio, Arsénico, Cromo o Niquel, considerados como carcinógenos, es decir, sustancias que pueden causar enfermedades como el cáncer.

“De acuerdo a estimaciones del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático, del total de residuos electrónicos generados en México, sólo se recicla el 10% de manera formal, mientras que un 40% permanece almacenado en casas habitación y bodegas. El otro 50%, llega a estaciones de transferencia o a manos de recicladores informales, rellenos sanitarios o tiraderos no controlados”, dijo.

Pero por otro lado, la legisladores Atizapense explico que casos de reciclaje de residuos electrónicos y eléctricos, como los que se realizan en la Ciudad de México o en el Estado de Querétaro, son muestra de que es posible hacer las cosas diferentes en beneficio de nuestro medio ambiente y de la salud de las personas. En donde se separan por tipo de residuos, se desarman y se envían a diversas empresas para un correcto proceso de reciclaje.

Así mismo, comentó que es importante hacer un llamado también al manejo de los residuos del material que se utiliza para protegernos de la COVID-19, como guantes y cubre bocas, que ahora son artículos de primera necesidad, pues estos productos se suman por millones a los desechos que generamos día con día, y al no tener un manejo adecuado, están teniendo un fuerte impacto ambiental.

En un día, una sola persona trabajando en áreas COVID-19, puede requerir hasta 16 cambios de guantes, 4 batas, 4 cubre bocas desechables, 1 mascarilla N-95 y 1 cubre botas.

“Si bien, un cubre bocas promedio tiene un peso de 30 a 150 gramos dependiendo del modelo y las capas que incluya, cada mexicano que labore 5 días por semana, estaría desechando en promedio más de un 1 kilo de cubre bocas cada 2 semanas y lo más probable, es que el 90% de estos terminen en vertederos a cielo abierto o incluso, como ya está sucediendo, en el océano”, externó.

Además de lo anterior, la también vicecoordinadora del GPPAN Mexiquense expuso que el Fondo Mundial para la Naturaleza ha aconsejado a los gobiernos disponer de centros de reciclaje, de lo contrario, millones de cubre bocas estarían en el medio ambiente cada mes, tardando 400 años en desintegrarse aproximadamente.


Por último reafirmó la necesidad de que el Estado de México cuente con una estrategia permanente y coordinada entre el Gobierno del Estado y los 125 municipios de la entidad para reciclar los residuos, en donde las personas pueden llevar sus aparatos electrónicos, así como de covid-19; y tengan la certeza de que llevarán un tratamiento adecuado a través de procesos que no afectan al medio ambiente.

Comenta con tu cuenta de Facebook