Sunday 03 de July del 2022

Sedesol derrumba humildes casitas en Oaxaca, prometieron mejorarlas e incumplieron

Escuchar Nota :


La Sedesol a cargo de Rosario Robles Berlanga dejó tras de sí las secuelas voraces del PRI: destrucción, corrupción y descontento con los muros y techos ‘indignos’ que se erigieron en varias viviendas.

Particularmente en el estado de Oaxaca, amolaron más a los amolados, y es que el llamado programa de ‘dignificación de la vivienda’ sólo empeoró las condiciones de vida de la gente.

Los habitantes de la colonia Monte Albán, agencia de San Martín Mexicapam, Municipio de Oaxaca de Juárez, han externado su descontento y denuncian que hace un año les prometieron ayuda para tener una vivienda digna, y ahora tienen muros incompletos y techos de lámina que se agrietan.

Al norte de Oaxaca, en uno de los asentamientos más marginados e inseguros del municipio, los trabajos que realizó una constructora tienen a los habitantes llenos de deudas, sufriendo enfermedades y viviendo en casas chuecas y a medio construir.

Lucía Pérez Mecinas, jefa de familia, fue obligada a derribar el cuarto de lámina en el que vivía con su hija, dentro del predio de su madre, para que Sedesol a través de la constructora Ormeo Compañía, le construyera muros dignos. Las paredes, según las líneas de operación del programa, deben de ser de una longitud máxima de 31 metros cuadrados y techos a dos aguas de lámina de 32 metros cuadrados.

45757

Sin embargo a Lucía Pérez le querían construir un ‘chorizo’, literalmente. “Nos querían construir un cuarto de tres metros de largo por uno y medio de ancho, donde ni siquiera entraría una cama. Cuando nos quejamos, la constructora dejó 100 tabicones y se fue.”, sostuvo la madre de Lucía, Magdalena Pérez.

Por su cuenta, la familia sigue la obra con tabique de adobe fabricados por el papá, hermanos y sobrinos, quienes también viven en la casa.

Otra afectada, Karina García, denunció que la empresa utilizó material de su suegra para erigir el cuarto donde vive con su esposo y su bebé; éste no ha sido repuesto. Además, la lámina del techo está separada medio metro del muro, por lo que la habitación está expuesta al aire, la lluvia, el frío e insectos. El bebé de Karina se enferma continuamente por esta razón.

Sedesol culpa a la constructora

Ziga Martínez, subdelegada de la Secretaría de Desarrollo Social en Oaxaca, detalló las especificaciones establecidas para el programa ‘Dignificación de la Vivienda’.

“Los techos que se colocarían serían de dos aguas con medidas de 32 metros, a un precio estimado de 10 mil 600 pesos; las paredes podrían llegar a tener una extensión de 30 metros cuadrados a un costo de 13 mil 473 pesos”, mencionó. Es decir, había un presupuesto superior a los 23 mil pesos por vivienda.

Sin embargo, en un recorrido por el sitio de CNN México, se constató que los techos no están colocados a dos aguas, las paredes miden menos de 30 metros cuadrados y están separadas entre el muro y la estructura de metal donde comienza el techo.

“Estamos en un proceso legal y queremos que se cumpla con el contrato”,aseguró la funcionaria federal.

Por su parte el agente municipal, Rosario Levi López, dijo que la constructora no respetó los lineamientos. “Nos dijeron que a las cosas regaladas no se les ven los defectos. Para la gente resulta muy triste la situación, algunos echar

Comenta con tu cuenta de Facebook