Wednesday 05 de October del 2022

Sigue Vigente, orden de aprehensión contra ex edil de Atizapán

Escuchar Nota :


El actual edil del municipio, Pedro Rodríguez, dijo que la orden contra Gonzalo Alarcón por presunto desvío de recursos

Hay órdenes de aprehensión vigentes de la Procuraduría General de la República, contra el ex alcalde panista Gonzalo Alarcón Barcena y el ex secretario Wilfrido Torres, en tanto que el ex tesorero Alberto Torres Almeida, está libre bajo caución, luego de que la Auditoria Superior de la Federación ratificó denuncia por el desvío de recursos públicos federales del orden de los 54 millones de pesos, informó el presidente municipal Pedro Rodríguez Villegas.

A tres meses de que termine la administración municipal, el alcalde panista afirmó que ante la situación financiera que enfrenta este municipio, cualquier cantidad es importante, al referirse a los 54 millones de pesos que desaparecieron de la hacienda municipal en el trienio 2006-2009, cuando fue alcalde el también panista Gonzalo Alarcón Barcenas.

La denuncia contra el ex presidente municipal y quienes fueron el secretario del ayuntamiento Wilfrido Torres González y el ex tesorero Alberto Torres Almeida, fue interpuesta años antes -en 2010-, por una investigación que sigue el Órgano Superior de Fiscalización del Estado de México –y la Auditoría Superior de la Federación- indicó el actual alcalde de Atizapán de Zaragoza.

Las ordenes de aprehensión están vigentes, porque ni Gonzalo Alarcón ni Wilfrido Torres se han presentado a declarar, indicó Pedro Rodríguez.

Gonzalo-Alarcon

En tanto, el ex tesorero Alberto Torres Almeida, quien fue aprehendido hace un par de meses, salió del penal de Barrientos luego de pagar una fianza, que le permite enfrentar el proceso en libertad.

Apenas en junio de este año se hizo público que el Ministerio Público Federal terminó de integrar la averiguación previa AP/PGR/UEIDCSPCAJ/FECCSPF/II/154/2010 , en contra del ex alcalde panista Gonzalo Alarcón Barcena, el ex secretario Wilfrido Torres González y el ex tesorero Alberto Torres Almeida, del trienio 2006-2009, por su probable responsabilidad en los delitos de peculado y ejercicio indebido del servicio público, presuntamente al haber invertido en la bolsa de valores más de 50 millones de pesos de recursos federales, provenientes del ramo 33.

Atizapán de Zaragoza estaba boletinado en el buró de crédito al inició de 2013, con una deuda pública de mil 500 millones de pesos, cifra que representaba 60% del presupuesto municipal que hoy asciende a 2 mil 500 millones de pesos, señaló el actual presidente municipal, quien estimó heredar una deuda entre 800 y 900 millones de pesos, “porque era imposible liquidar una cuenta de cerca a mil 500 millones de pesos en una sola administración”.

Comenta con tu cuenta de Facebook