Wednesday 05 de October del 2022

Vecinos impiden robo y violacion de una mujer en su propia casa en Tlalnepanlta

Escuchar Nota :


Ver­da­de­ra odi­sea vi­vie­ron una mu­jer de 64 años de edad y su hi­ja de 24, al ser sor­pren­di­das den­tro de su do­mi­ci­lio por 3 su­je­tos ar­ma­dos, quie­nes lue­go de que las ama­rra­ron de pies y ma­nos, las amor­da­za­ron y ven­da­ron el ros­tro con cin­ta ca­ne­la, co­men­za­ron a sa­quear el in­mue­ble; cuan­do los de­lin­cuen­tes me­tie­ron en 4 ma­le­tas to­do lo que pu­die­ron y de la ma­ne­ra más ruin y co­bar­de, an­tes de es­ca­par, in­ten­ta­ban vio­lar tu­mul­tua­ria­men­te a la jo­ven, ele­men­tos de la Po­li­cía Mu­ni­ci­pal lle­ga­ron pa­ra de­te­ner­los, lue­go del lla­ma­do de au­xi­lio de los ve­ci­nos.

La Co­mi­sa­ría de la Po­li­cía Mu­ni­ci­pal de Tlal­ne­pan­tla in­for­mó que los de­te­ni­dos son los her­ma­nos, Mar­ce­lo y Da­niel Pé­rez No­laz­co, de 38 y 26 años de edad, res­pec­ti­va­men­te, ade­más de otro su­je­to que di­jo lla­mar­se Alex Eduar­do Sán­chez Pla­ta, de 27, quien re­sul­tó ser ve­ci­no de los dos mu­je­res y en­car­ga­do de in­for­mar­les a sus cóm­pli­ces que vi­vían so­las y de dar­les to­dos los por­me­no­res pa­ra que con­su­ma­ran el asal­to.

La de­pen­den­cia in­di­có que la no­che del pa­sa­do jue­ves, al­re­de­dor de las 21:30 ho­ras, di­chos su­je­tos lle­ga­ron al do­mi­ci­lio de las dos mu­je­res, ubi­ca­do en el nú­me­ro 20 de la ca­lle Puer­to de Aca­pul­co es­qui­na Igua­la, en la Co­lo­nia El Puer­to, en es­te mu­ni­ci­pio, y ya con la in­for­ma­ción que te­nían en el sen­ti­do de que vi­vían so­las, las ama­ga­ron con ar­mas de fue­go pa­ra lue­go ama­rrar­las de pies y ma­nos, amor­da­zar­las y cu­brir­les el ros­tro con cin­ta ca­ne­la, a fin de que no iden­ti­fi­ca­ran a su ve­ci­no.

0f82bc85-ad63-4828-ad43-24a43b3ed6f0

Una vez que los de­lin­cuen­tes so­me­tie­ron a sus víc­ti­mas, di­jo la co­mi­sa­ría, co­men­za­ron a ma­no­sear a la hi­ja de la due­ña de la ca­sa, a quien en to­do mo­men­to man­tu­vie­ron ate­rra­da, pues le ma­ni­fes­ta­ban una y otra vez que en cuan­to se ro­ba­ran to­do lo que pu­die­ran de la ca­sa, “la iba a vio­lar tu­mul­tua­ria­men­te, por­que era una mu­jer su­ma­men­te atrac­ti­va”.

Mien­tras que ame­na­za­ban a la jo­ven, in­di­có la de­pen­den­cia, los pre­sun­tos la­dro­nes co­men­za­ron a me­ter en cua­tro ma­le­tas jo­yas, te­lé­fo­nos ce­lu­la­res, di­ne­ro efec­ti­vo, ro­pa y to­do lo que se en­con­tra­ban a su pa­so.

Cuan­do ter­mi­na­ron de lle­nar las cua­tro ma­le­tas, agre­gó la co­mi­sa­ría, los mi­se­ra­bles de­lin­cuen­tes lle­ga­ron a la sa­la de la ca­sa, don­de man­te­nían ama­rra­da, amor­da­za­da y ven­da­da de los ojos con cin­ta ca­ne­la a la jo­ven, a quien cí­ni­ca­men­te le ma­ni­fes­ta­ron: “aho­ra sí to­ca tu tur­no”.

Sin em­bar­go, co­mo la ma­dre de la mu­jer co­men­zó a gri­tar pa­ra pe­dir ayu­da, al­gu­nos de los ve­ci­nos que ya se ha­bían da­do cuen­ta que den­tro del in­mue­ble ha­bía mo­vi­mien­tos ex­tra­ños, ade­más de que ob­ser­va­ron que dos su­je­tos des­co­no­ci­dos ha­bían en­tra­do, cons­cien­tes de que al­go ma­lo es­ta­ba pa­san­do den­tro de la ca­sa de in­me­dia­to pi­die­ron el au­xi­lio de la po­li­cía.

Por tal mo­ti­vo, en aten­ción al lla­ma­do de au­xi­lio de los ve­ci­nos, en cues­tión de mi­nu­tos ele­men­tos de la Co­mi­sa­ría de la Po­li­cía Mu­ni­ci­pal de Tlal­ne­pan­tla lle­ga­ron al in­mue­ble, jus­to en el mo­men­to en que los de­pra­va­dos la­dro­nes se dis­po­nían a sa­ciar sus ba­jos ins­tin­tos.

Dos de los de­lin­cuen­tes, que re­sul­ta­ron ser her­ma­nos, al per­ca­tar­se de la pre­sen­cia de la po­li­cía sa­lie­ron co­rrie­ron y brin­ca­ron por una de las bar­das de la ca­sa con la in­ten­ción de es­ca­par; sin em­bar­go, afor­tu­na­da­men­te no lo­gra­ron su ob­je­ti­vo, pues en un rá­pi­do y efec­ti­vo ope­ra­ti­vo mu­ni­ci­pa­les los de­tu­vie­ron.

Pos­te­rior­men­te, cuan­do es­tos su­je­tos fue­ron so­me­ti­dos a un ri­gu­ro­so in­te­rro­ga­to­rio con­fe­sa­ron que un ter­cer cóm­pli­ce, que re­sul­tó ser ve­ci­no de las dos mu­je­res y quién les apor­tó to­da la in­for­ma­ción ne­ce­sa­ria pa­ra co­me­ter el asal­to, ha­bía es­ca­pa­do, ele­men­tos de la Po­li­cía Mu­ni­ci­pal im­ple­men­ta­ron un nue­vo ope­ra­ti­vo en to­da la zo­na pa­ra ubi­car­lo y de­te­ner­lo, lo cual fi­nal­men­te su­ce­dió cuan­do se es­con­día en su ca­sa, ubi­ca­da so­bre la mis­ma ca­lle don­de vi­vían las dos mu­je­res.

Den­tro de la ca­sa de las afec­ta­das, los mu­ni­ci­pa­les en­con­tra­ron 4 ma­le­tas re­ple­tas de ar­tí­cu­los que los de­lin­cuen­tes ya ha­bían ob­te­ni­do pro­duc­to del asal­to, por lo que di­cho su­je­tos y to­do lo ro­ba­do fue­ron tras­la­da­dos por ele­men­tos de la Po­li­cía Mu­ni­ci­pal a las ins­ta­la­cio­nes del cen­tro de jus­ti­cia de To­rre-Tla­ne, don­de que­da­ron a dis­po­si­ción del mi­nis­te­rio pú­bli­co, ins­tan­cia que por es­tos he­chos dio ini­cio a la car­pe­ta de in­ves­ti­ga­ción co­rres­pon­dien­te por los de­li­tos de ro­bo con vio­len­cia a ca­sa-ha­bi­ta­ción y vio­la­ción en gra­do de ten­ta­ti­va.

Comenta con tu cuenta de Facebook