Wednesday 17 de July del 2024

Consumismo navideño “golpea” a ecosistemas

Escuchar Nota :
[responsivevoice_button voice="Spanish Female" buttontext="Play"]


En diciembre los días vuelan, el tiempo se va como agua y el dinero también, pues el consumismo hace presa de las conciencias y se desborda con motivo de la Navidad, el año nuevo y los Reyes Magos.

Las consecuencias negativas no sólo se ven en el bolsillo, sino también en el medio ambiente, pues se incrementa el uso de recursos naturales, energía eléctrica, ésta en cerca de un 30 por ciento, gas y gasolina.

De igual forma aumenta la cantidad de basura hasta en un 100 por ciento, además de contaminantes en la atmósfera, es una temporada difícil por la inversión térmica que se agudiza por la utilización de pirotecnia y de los automóviles.

En esta época, los especialistas recomiendan retomar las frases de antaño “regale afecto, no lo compre”, de lo contrario, obsequiar cosas realmente duraderas y útiles, de preferencia que sean productos de la comunidad e incluso alimentos de temporada, al ejemplificar pasteles, galletas y platillos característicos de la época.

Debido a lo acelerado de la vida, que impide la convivencia familiar o entre amigos, regalar tiempo es una excelente alternativa para reforzar los lazos de unión, amistad y amor.

Otra recomendación es utilizar platos, vasos y otros recipientes del hogar y evitar los materiales desechables, de igual manera optar por árboles de Navidad naturales, porque los artificiales no se degradan con facilidad y dañan el entorno, además de no comprar envolturas para regalos, se puede hacer con materiales reciclados o reusar los del año pasado.

En nuestros días el consumismo es un factor que seduce a miles de personas y del cual es difícil escapar de sus garras.

En ese sentido, el presidente de Red Acción Ambiente A.C, Pedro Pliego Castil dijo que por temporada “los peores enemigos del medio ambiente es la mercadotecnia y la obsolescencia programada de objetos electrónicos y dispositivos tecnológicos, pues se sabe que su tiempo de vida es corto, porque ésta renueva día con día.

f46a534c-dcf9-486f-b98d-5a559ff6c8fb

El ambientalista hizo hincapié en que estas fechas son de reflexión y no es obligatorio regalar, pero si quiere hacer es importante obsequiar cosas útiles, que sean permanentes, duraderas y no desechables porque se convierten en desechos.

Al evitar en la medida que sea posible elementos chinos como son tazas y otros artículos que su vida útil es limitada, habrá que desechar la idea de “regalar por regalar” porque aumentan los gastos e incide en la calidad de vida.

Al respecto, la trabajadora social y tanatóloga, Katia Irazú Infante Cortez expresó que para muchas personas el consumismo es un escape o bien una forma de satisfacer algunas necesidades.

Explicó que el comprar de forma compulsiva representa el cierre de vacíos o tratar de ser aceptados en determinado círculo social, aunque no hay un grupo en particular que afecte más, pero son los jóvenes el blanco principal, situación que se puede revertir con el apoyo de familiares y el fomento de valores.

Los especialistas sugieren obsequiar regalos no materiales, es decir, que puede ser tiempo de convivencia que a veces lo ajetreado de la vida cotidiana es complicado conversar con la familia, visitar a seres queridos o amigos, para lo cual no hay que invertir dinero, sólo destinar unas horas.

La cantidad de basura crece exponencialmente; el promedio por habitante es de 1.5 kilogramo en temporada habitual

El aumento en el número de residuos sólidos urbanos es una de las principales características de la época que puede ser en cerca de un 100 por ciento, lo cual es medible en el hogar porque si habitualmente se generan de una a dos bolsas, en estos días crece cuatro o más.

Precisó que el incremento de basura se debe a que actualmente los productos desde galletas hasta aparatos electrónicos y tecnológicos poseen una gran cantidad de embalajes, es decir, plásticos, papel aluminio, unicel y cartón, muchos de estos no son reciclables.

Sin contar que los envoltorios de regalos, las bolsas del supermercado, botellas de pet y de vidrios, así como otros residuos propios de la fiestas decembrinas.

Mencionó que un daño importante al ambiente son los productos que funcionan con pilas, sobre todo los juguetes, porque éstas son muy contaminantes a los suelos y agua.

A los padres de familia, en esta Navidad o Reyes, deberán optar por objetos o juguetes que no tengan baterías, porque México tiene un gran rezago en el tema, ello produce daños a los ecosistemas.

Al respecto, la Asociación Civil “Somos Mundo” recomendó separar los desechos en orgánicos e inorgánicos para que sean menor la cantidad que irá a parar al sitio de disposición final, pues un 90 por ciento tiene un perfil reciclable y de reúso.

El primer caso con su venta se puede obtener un recurso económico un ingreso económico extra.

La integrante de esa asociación, Alice Oriani de Rivero, exhortó a la ciudadanía a reutilizar algunos materiales que están al alcance de la mano para envolver regalos, al ejemplificar con mapas viejos, partituras de música, revistas de moda, cocina, infantiles, calendarios antiguos, dibujos infantiles, hilo, botones, juguetes, estampas, ligas, pueden servirte de adornos, envolturas usadas y limpias de papitas o dulces, cajas de cereal, botes de chocolate instantáneo y de leche, telas viejas de sábanas, servilletas, unos jeans, tul, un pedazo de cortina que ya no se usa o alguna mascada, listones, encajes o estambres de diferentes formas y estilos, naturaleza seca, que con un poco de creatividad resolverán esa necesidad, generarán un ahorro de dinero, así como de recursos naturales como la tala de árboles.

Otra opción, expresó Pliego Castil, para no producir tanto desecho es obsequiar alimentos como frutas, galletas, bacalao o un árbol de Navidad natural, artesanías o productos de la localidad que incentiven la economía.

Ello pues, disminuirá la huella ecológica con el traslado de productos que se incrementa por ese motivo y la cantidad de vuelos, pues es una temporada de vacaciones y por consiguiente de viajes.

Ambos ecologistas coincidieron en que este periodo es difícil para el medio ambiente, dado que por el descenso de la temperatura sube el consumo de electricidad hasta en un 30 por ciento, debido a la ornamentación navideña, es el caso de luces en pinos navideños, fachadas y Nacimientos. También por el constante uso de aparatos electrónicos y mantener encendidas las luces en las habitaciones durante las reuniones sociales, además de calentadores.

Algunas recomendaciones son utilizar luces de LED que pueden ahorrar hasta un 80 por ciento de energía y son más duraderas; encenderlas a partir de las 19:00 a las 11:00 y no toda la noche, mantener la temperatura adecuada al sellar habitaciones y ventanas, si se va a salir de vacaciones desconectar los aparatos electrónicos.

De igual manera, aumenta el consumo de combustibles, en el caso del gas, porque se requiere de mayor cantidad para calentar el agua y los alimentos.

A ello sumó la gasolina, porque al utilizar más el vehículo para ir de compras, reuniones o viajar para ver familiares o de vacaciones en cantidad similar aumentan las emisiones contaminantes en la atmósfera, expresó Pliego Castil.

Recomendó que en distancias cortas no trasladarse en automóvil o compartirlo si se desplazará a rumbos similares, lo que evitará caos vehicular y circulación lenta.

Derivado de ello, otro fenómeno característico es la inversión térmica que se agudiza con la quema de cohetes, pirotecnia, fogatas y llantas que inicia el 12 de diciembre con el festejo de la Virgen de Guadalupe y concluye el 31 diciembre.

Oriani de Rivero recomendó que al estar cercana la entrega de aguinaldos y caja de ahorros a los trabajadores, más allá de caer en el consumismo, es importante reflexionar e iniciar con medidas economizadoras desde nuestros hogares al evitar la compra de artículos nocivos para la salud y el medio ambiente, además de procurar ahorrar agua y energía.

En las próximas reuniones sociales y familiares evitar lo más posible uso de desechables porque son difícil de biodegradarse y resulta tóxicos para el medio ambiente.(

Comenta con tu cuenta de Facebook