Tuesday 16 de April del 2024

Liberan a presunto abusador de un joven en #Atizapán

Escuchar Nota :
[responsivevoice_button voice="Spanish Female" buttontext="Play"]


Liberan a presunto abusador de un joven en #Atizapán

#CasoSanti: exmagistrado del #Edomex defiende a presunto abusador de menor de edad ,quien forma parte de la defensa del acusado es #MauricioMorenoVargas, #exmagistrado del Tribunal Superior de Justicia del Estado de México.

Carlos “N”, presunto abusador de un menor de edad en #AtizapánDeZaragoza, fue liberado provisionalmente el pasado 8 de diciembre sin ninguna medida cautelar ni de protección para la víctima. Esto tras dos años de un proceso irregular y que se ha dilatado gracias a los abogados del presunto agresor, señala Valeria Fernández Sabat, madre de la víctima.

Quien forma parte de la defensa es Mauricio Moreno Vargas, ex magistrado del Tribunal Superior de Justicia del Estado de México (TSJEM) de 2010 hasta 2015, año en que renunció por “motivos personales”.

Valeria ha sentido miedo de todas las influencias que puede llegar a tener Moreno Vargas, siendo exmagistrado del Edomex, a favor del abusador sexual de su hijo. Por ello, ha pedido intervenir al presidente del TSJEM, Ricardo Sodi Cuellar, para que regrese a prisión al implicado Carlos “N” y se dicte una sentencia condenatoria en su contra.

Sin medidas de protección

El 11 de octubre de 2020, Santiago — #Santi, como le dice su mamá— fue drogado y abusado por Carlos “N”. Santi tenía 16 y Carlos “N” 40 años. Los hechos ocurrieron en el hotel Magnum, a cinco minutos caminando del Ayuntamiento de Atizapán de Zaragoza y a diez del Ministerio Público.

En octubre de 2021, Carlos “N” fue vinculado a proceso por el delito de abuso sexual, y puesto bajo prisión preventiva en el Penal de Barrientos, en Tlalnepantla.

Sin embargo, el 7 de diciembre de 2023 una jueza ordenó que el presunto abusador enfrentara su proceso en libertad, sin #brazalete o alguna medida #cautelar. Lo anterior, bajo el argumento de haber pasado dos años en prisión preventiva sin sentencia, explica Valeria Fernández.

Para ella, esto se debe, en parte, a que el proceso se ha prolongado gracias a recursos de revisión promovidos por la defensa de Carlos “N”, de la cual forma parte Mauricio Moreno Vargas.

La Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) no se opuso a la decisión de la jueza, a pesar de tratarse de un delito grave. “Por eso estamos manifestándonos, porque es un peligro para mi hijo”, expresó Fernández.

Por el contrario, aunque desde diciembre de 2023 la juez Nancy Alejandra Aguilar García también instruyó girar una orden de protección para Santi —con un botón de pánico—, hasta ahora no han recibido nada.

Mientras tanto, han recibido amenazas vía Facebook y telefónica. “‘Te vas a quedar muy joven sin mamá si no otorgas el perdón’, le decían a mi hijo“, comenta

Desaparición de evidencia

Además de la liberación de Carlos “N”, Valeria advierte que otra irregularidad que ha enfrentado es la desaparición de evidencias.

En 2021, cuando se armó el expediente de la causa penal en la Agencia del Ministerio Público Especializada en Violencia Familiar, Sexual y de Género (AMPEVFSyG), no encontraron las pruebas presentadas en contra de Carlos “N”.

Entre ellas estaban los dictámenes psicológicos hechos a Santi y la bitácora del Motel donde el agresor, presuntamente, abusó del menor de edad.

No fue hasta que se hizo una marcha de protesta, el 17 de diciembre de ese año, que el asunto se esclareció: “Me citaron para decirme que no estaban [las pruebas] en el expediente porque estaban sanitizando y que no me preocupara. Así los obstáculos”.


La sentencia: Punto de partida para sanar

La mañana de este lunes 8 de enero, la familia de Santi y la asociación civil Hermanas Aliadas bloquearon la avenida Lomas Verdes, en Naucalpan.

Valeria Fernández exigió que se emitiera una sentencia condenatoria y solicitó a Ricardo Sodi Cuellar, titular del Poder Judicial del Estado de México, que revise este caso, ante las posibles influencias de la defensa de Carlos “N” en su liberación.

Gracias a la manifestación, lograron reunirse en una mesa de trabajo con la FGJEM para girar la orden de protección hacia Santi y avanzar hacia la sentencia.

Santi, ahora con 18 años, ha tenido depresión, anorexia e intentos de suicidio por el abuso sexual. “Ahora estaría en la universidad; pero ya no se inscribió por temor de encontrarse con este tipo. El día que se emita sentencia comenzará a sanar mi hijo”, sostiene Valeria.

Comenta con tu cuenta de Facebook