Wednesday 17 de July del 2024

El magistrado extorsionador del EdoMex

Escuchar Nota :
[responsivevoice_button voice="Spanish Female" buttontext="Play"]


Adalid Ambríz Landa, es Magistrado Federal del Tribunal Superior de Justicia del Estado de México y ha sido señalado como extorsionador y corrupto del sistema judicial por abuso de su cargo y meter a la cárcel al arquitecto, Saúl Camacho Quezada, quien le amplió una residencia valuada en varios millones de pesos en Ixtapan de la Sal.

Familiares del afectado acudieron a Letra Roja para denunciarlo y explicar la pesadilla que inició en 2004, cuando al arquitecto Camacho fue contratado de manera verbal por el magistrado, Adalid Ambriz Landa para que le hiciera una casa de descanso en el fraccionamiento Rancho San Diego entre los municipios de Ixtapan de la Sal y Tonatico.

El proyecto inició con la construcción de una casa de 506 metros; pero conforme avanzaron los trabajos quedó en mil 300 metros. El magistrado pidió se le ampliara con una gran alberca, estacionamiento techado, un muro de contención, salones de juego, varias habitaciones y acabados de lujo.

“El problema es que el magistrado federal, Adalid Ambriz Landa, después de pedir la ampliación de la casa, lotes 60 y 61 no la reconoció y no aceptó pagar 120 mil pesos del trabajo.

Luego exigió que el arquitecto le pagara 3 millones y medio de pesos a cambio de no llevarlo a prisión y como no aceptó lo acusó de fraude.

“Por supuesto que es mentira, lo metió a la cárcel acusándolo de fraude”, denunció Cynthia Meléndez Vázquez, esposa de la víctima.

MAGISTRADO-700x400

El arquitecto fue citado para pagarle la deuda por los trabajos realizados y en Ixtapan de la Sal, fue detenido sin alguna orden de detención y se imputaron delitos de tipo federal., mismo que no procedieron por falta de pruebas.

La persecución continuó por órdenes de Ambríz Landa, la familia narra que en distintas ocasiones intentaron asesinar al arquitecto, primero unos desconocidos chocaron su auto, en otro momento recibió amenazas de muerte y también fue perseguido en una motocicleta por dos sujetos que le dispararon.

A pesar de contar con un amparo y de haber sido detenido en varias ocasiones por las influencias del magistrado, este caso lleva 8 años y nadie se ha atrevido investigar el caso, al grado de llevar este caso de un juicio civil a juicio federal.

Desde entonces el arquitecto Saúl Camacho Quezada, acusado del delito de fraude, permanece en el penal de Santiaguito en el municipio de Almoloya de Juárez, olvidado y con la deuda de la justicia que espera desde hace 8 años.

Fuente : Letra Roja

Comenta con tu cuenta de Facebook