Thursday 18 de July del 2024

De mordida en mordida, 500 pesos cuesta visitar a un preso en el DF

Escuchar Nota :
[responsivevoice_button voice="Spanish Female" buttontext="Play"]


La renta de cosas es otro tema al interior de los reclusorios.

Mucho se ha hablado sobre la corrupción que existe al interior de los reclusorios del Distrito Federal, ajuste de cuentas, pagos de cuotas, entre otras actividades ilícitas que prevalecen en los centros de corrupción. Pero ¿cómo afecta a la familia?

De acuerdo a la organización civil Reinserta, una familia que acude a visitar a su familiar gasta en promedio 500 pesos entre lo que le deja a su familiar y darle para su “refresco” a elementos de seguridad.

“La corrupción genera que las familias realicen grandes esfuerzos para visitar a un pariente, porque tienen que dar dinero: En los accesos les piden dinero, por la comida deben dar dinero, por sentarse en un lugar pagan, también para que llamen y busquen al interno”, dijo Saskia Niño de Rivera, representante de la organización civil.

RECLUSORIO-ORIENTE-3-700x400

“Nos ha tocado ver cómo una persona que va de visita con un suéter de color rosa, los custodios lo ven de color violeta, más bien tirando a negro, y piden dinero para dejarla pasar, y no hay manera de contradecirlos hasta que les dan dinero”, aseguró.

La renta de cosas es otro tema al interior de los reclusorios, pues en muchas ocasiones no permiten el acceso a determinados objetos, a fin de que los familiares hagan el gasto una vez adentro del penal.

“Tiene que existir un compromiso de muy arriba, desde el jefe de Gobierno, desde la Secretaría de Gobernación, de cambiar la situación, porque la corrupción es institucional”, detalló de acuerdo a información de Reforma.

Comenta con tu cuenta de Facebook