Sunday 19 de May del 2024

Autos baratos en México, una trampa mortal

Escuchar Nota :
[responsivevoice_button voice="Spanish Female" buttontext="Play"]


Las críticas hacia la más reciente modificación al Reglamento de Tránsito y las reacciones en contra de las constantes alteraciones al programa Hoy no Circula por cuestiones ambientales en la Ciudad de México, son ejemplos claros de lo que los automóviles significan para la vida moderna en gran parte del país.

Se trata de uno de los mercados más importantes a escala mundial y México es líder en producción automotriz. Grandes empresas ensamblan bólidos producidos en serie en territorio nacional. Ello no significa que a los mexicanos les resulte más económico adquirir un auto, sobre todo uno de calidad.

Cuestiones que encarecen el costo al adquirir un coche sobran. Desde características técnicas y de rendimiento hasta elementos considerados en las áreas de comodidad y lujo, todas esas especificaciones hacen diferencia entre uno y otro vehículo.

Sin embargo, existe un rubro que de acuerdo con la lógica de cualquier producto debería ser considerada en las características básicas de todo automóvil y por el contrario, da la impresión de tratarse de un lujo que no cualquiera puede alcanzar: la seguridad.

Muerte sobre pavimento nacional

De acuerdo con datos de la Iniciativa Mexicana de Seguridad Vial, en 2012 murieron al menos 17 mil personas, y según cifras oficiales, al siguiente año sumaron aproximadamente 36 mil los decesos causados por accidentes de tránsito, convirtiendo al rubro en uno de las principales causas de muerte en todo el país.

Según algunos reportes, la probabilidad de morir en México a causa de un accidente vial es 75 por ciento mayor que en Estados Unidos. Asimismo, la aseguradora Axa estima que 9 de cada 10 familias mexicanas disminuyen su calidad de vida ante el deceso de un familiar. Y según el INEGI, entre los años 2003 y 2012, en México murieron 63 mil 45 personas a causa de un percance automovilístico.

Dichas cifras sugieren que los automóviles que circulan por las calles de todo el territorio nacional no pueden ser considerados del todo seguros. De hecho, existen estudios que revelan que en México existe gran cantidad de modelos de autos que no resultan para nada seguros.

De acuerdo con una investigación realizada durante el 2015, el Programa de Evaluación de Vehículos Nuevos Para América Latina y el Caribe, Latin NCAP, indicó que existen en el mercado mexicano algunos modelos de automóviles que no cuentan con las normas mínimas de seguridad actuales.

autos-usados

Todos ellos, considerados en la gama baja de sus respectivas marcas, representan una apuesta poco segura al momento de adquirir un nuevo coche, sin embargo, las facilidades para obtener una de estas máquinas resultan un buen aliciente dentro del mercado mexicano, por lo que en constante producción.

Trampas de cuatro llantas

Entre dichos modelos destaca uno muy conocido por el público mexicano, sobre todo por lo utilitario y común que resulta para la práctica del transporte público: el Tsuru de Nissan, automotor que no cuenta con frenos ABS ni equipo de bolsas de aire, además de ser el más vulnerable a la destrucción frontal.

Este automóvil, del cual diario circulan por miles en el país, representó transporte mortal para cuando menos 4 mil 102 personas entre los años 2007 y 2012. Las austeras medidas de seguridad del vehículo japonés no han sido sustancialmente modificadas desde entonces ni mucho menos se ha cancelado la venta de dicho ejemplar.

Escandaloso es el resultado que obtuvo Latin NCAP al realizar las pruebas de seguridad al auto más vendido en México desde hace unos años, el Aveo de la empresa estadounidense Chevrolet. En una escala de cinco puntos, dicho modelo obtuvo cero puntos… y sigue siendo el más vendido del país.

De acuerdo con la ONG, El poder del consumidor, gracias a que las versiones básicas o austeras carecen de las condiciones adecuadas, en México las características en materia de seguridad de los automóviles resultan hasta 10 veces más costosas que en otros países.

Otros autos inseguros que circulan en el país son el Renault Clío, Nissan Tiida y Fiat Palio -sin bolsas de aire-, Chevrolet Aveo, Volkswagen Gol, Renault Sandero, Peugeot 207 y Nissan March.

Testimonio

Una asesora de Nissan México, las características de seguridad son tan escasas en el Tsuru, que los precios del seguro para estos automóviles resultan los más altos de casi todo el mercado nacional.

Asimismo, admitió que no recomienda adquirir estos productos si al comprador le interesan las cuestiones de seguridad en un auto. Sin embargo, también confesó que se trata de uno de los modelos más económicos de la marca, condición que reditúa en la cantidad de unidades vendidas anualmente.

“Cuando vienen a comprar un Tsuru, prefiero investigar el presupuesto del comprador para poder ofrecerle un auto con mayores ventajas de comodidad y seguridad, aunque la mayoría de gente que llega a solicitar ese modelo es para convertirlo en taxi, o sea que su familia no viajará tanto en él”, confesó la empleada, quien pidió guardar anonimato.

Comenta con tu cuenta de Facebook