Friday 12 de August del 2022

La Cadena del Dinero Sucio en el Transporte Publico del Edomex

Escuchar Nota :


Carretadas de Dinero Pasan de Trabajadores del Volante a Directores, Subsecretarios , Secretario y Gobernador

¿Saben cuánto el secretario del Transporte en el estado de México, Jaime Humberto Barrera Velázquez, va a resolver el conflicto de violencia que se vive en el transporte de la región de Zumpango? Nunca. El motivo él es un político débil, al servicio del sistema PRI-Gobierno y ahora bajo las órdenes de Axel García Aguilera, uno de los jefes de la mafia en el transporte público del estado de México.
¿Saben por qué? Por los millones de pesos que se recolectan diariamente de miles y miles de transportistas que están bajo el yugo de líderes que también están al servicio del PRI-gobierno y que “rinden un tributo”, “entre” o “pago” a funcionarios de la Secretaría del Transporte, por “permitirles trabajar”.
¿Saben cuánto debe de pagar cada uno de los transportistas mexiquenses? Las cuotas son de más de mil 500 pesos por cada concesionario o ilegal al mes. Hagan cuentas. Hace 10 años era de 400 pesos, pero durante los gobiernos de Arturo Montiel Rojas y Enrique Peña Nieto, las cuotas aumentaron.
Durante esos dos gobiernos estatales, los titulares fueron Fernando Maldonado Hernández y Luis Felipe Puente Espinosa. Ninguno pudo o quiso reordenar el transporte como lo ofrecieron en su tiempo Montiel y Peña, porque no les conviene que se legalizara todos los trámites porque, saben, que ese dinero entraría a las arcas estatales y ya no a los bolsillos de funcionarios del transporte.
Y ellos mismos, saben, que el manejo del transporte público es un negocio jugoso y millonario. Por ello, le dan vuelta a los conflictos sociales como el que ocurre en Zumpango, donde el Axel García Aguilera, envía a grupos de golpeadores a generar violencia e inestabilidad entre los transportistas que no quieren estar bajo sus órdenes.
Uno que no quiso obedecerlo ciegamente fue Luciano Rodríguez Ramos, un empresario de la alianza de Autotransporte de Zumpango, que se le rebeló, pero cómo casi nadie se opone a la mafia del transporte, fue perseguido, incluso, la Procuraduría estatal, le giró orden de aprehensión.

mc_100
Pero atrás de esa maniobra estaba Axel García Aguilera y el entonces subsecretario de transporte, Rogelio Conde.
¿Y saben porque? Luciano Rodríguez sabe cómo se maneja el dinero sucio dentro de la Secretaría del Transporte y también cómo los trabajadores del volante tienen que pagar “tributos económicos” para que no sean víctimas de los operativos.
Luciano abrió otra puerta de corrupción, al dar a conocer que Rogelio Conde llegó a vender de 25 mil a 450 mil los derroteros en el estado de México. Dinero que pasó por las manos de Conde, tomó su parte, pero ¿lo demás que camino tomará?
Se supone que parte de todos esos millones que se recaudan, pasan por el subdirector, director, subsecretario, secretario y gobernador. Esa es la cadena de la corrupción.
Por eso, Jaime Humberto Barrera Velázquez, secretario del Transporte, no va a mover un dedo contra Axel García Aguilera, principal jefe de la mafia en mover sus huestes contra los transportistas independientes de Zumpango que se quieren sacudir ese cacicazgo.
PARA EL ARCHIVO…
Por cierto, Luciano Rodríguez exhibió una fotografía en la que conviven Axel García con Humberto Barrera, dueños del negocio sucio en el transporte.

Comenta con tu cuenta de Facebook