Monday 17 de June del 2024

Le niegan libertad anticipada pese a ser ejemplo de readaptación

Escuchar Nota :
[responsivevoice_button voice="Spanish Female" buttontext="Play"]


Desde el pasado 18 de noviembre Miguel Ángel Cárdenas Díaz se encuentra en huelga de hambre

Se trata de Miguel Ángel Cárdenas, un hombre que ha sorteado los obstáculos de la vida en prisión para lograr dos cosas: Su libertad y graduarse.

Desde el pasado 18 de noviembre Miguel Ángel Cárdenas Díaz se encuentra en huelga de hambre en la Penitenciaría del Distrito Federal, en Santa Martha Acatitla, para pedir a las autoridades que se le otorgue la libertad preparatoria –hay un amparo que lo respalda- pero la jueza del caso no se ha pronunciado y la ley no estipula un tiempo límite.

Estando en prisión, Miguel Ángel se tituló de la licenciatura en Derecho por la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), ha realizado cuatro mil 622 días de trabajo sin cobrar un sólo peso, se destacó en la transmisión de conocimientos a los compañeros como asesor de primaria, secundaria, bachilleres, dibujo, pintura, entre otros.

También ha participado en 34 eventos de box amateur, diversas terapias, cursos extraescolares, incluso es parte del grupo musical “Son alegre”, que ha ganado premios.

Durante sus años en prisión nunca ha tenido una sanción disciplinaria. Pese a este historial, familiares y amigos de Miguel Ángel señalan que los Jueces de Ejecución y las Salas Penales Especializadas, quienes son los Garantes del Estado de Derecho, sistemáticamente se han negado a otorgar el beneficio, contra la legalidad y el debido proceso, y argumentan que “ya no se están otorgando los beneficios de ley”, que “se cerró la llave”, “hay candados de ley”, y que ya no se permiten debido a “la reincidencia delictiva”.

carcel-e1449461513738-700x400

Refieren que Cárdenas Díaz ha cumplido 14 años y medio de prisión, de su sentencia de 31 años y 11 meses, y pesé a las condiciones que vive ha demostrado superación y un amplio interés en reinsertarse en la sociedad, su vida se desenvuelve en incertidumbre en el interior del penal.

Miguel Ángel fue encarcelado en junio de 2001 y se le dictó sentencia de 72 años y 6 meses de prisión, pero a falta de pruebas fehacientes de su responsabilidad inequívoca, y tras años de lucha la sentencia disminuyó.

La ley que prevalecía hasta 2008 le daba el beneficio de la libertad anticipada, siempre y cuando cumpliera las tres quintas partes de la pena privativa de libertad impuesta, haber acreditado niveles de instrucción y actividades culturales durante el tiempo de reclusión.

También haber participado en el área laboral, que cuente con una persona conocida, que se comprometa y garantice a la autoridad ejecutora, el cumplimiento de las obligaciones contraídas por el preliberado y compruebe fehacientemente contar en el exterior con un oficio, arte o profesión o exhiba las constancias que acrediten que continua estudiando.

Es así que el pasado 30 de octubre de 2015 el juez Segundo de Distrito de Amparo en Materia Penal en el Distrito Federal resolvió que se violentó el procedimiento y por ende se transgredieron las garantías individuales, “la Justicia de la Unión ampara y protege a Miguel Ángel Cárdenas Díaz”, consta en el amparo 565/2015.

No obstante, la jueza Cuarta de Ejecución de Sanciones Penales en el Distrito Federal, Karina Becerril Chávez, no se ha pronunciado al respecto dejando en la incertidumbre la libertad preparatoria.

Por eso familiares y amigos hicieron un enérgico llamado a las autoridades para que resuelvan ya la situación de Miguel Ángel, quien es muestra única de que es posible la rehabilitación pese a los vicios y vicisitudes a las que se enfrentan los internos en las prisiones del país.

Comenta con tu cuenta de Facebook