Thursday 23 de May del 2024

Menor violada en Saltillo por un militar fue vendida por 700 pesos, revela indagatoria

Escuchar Nota :
[responsivevoice_button voice="Spanish Female" buttontext="Play"]


La indagatoria que realizan las autoridades estatales sostiene que madre e hija entregaron a la menor al militar a cambio de 700 pesos. La niña de 12 años habría amenazado a la adolescente con difamarla ante su familia si no hacía lo que le pedía. Además, la obligó, junto con el militar, a tomar una cerveza que aparentemente contenía un somnífero y presenció el abuso sexual.

La niña de 14 años que presuntamente fue violada por un elemento militar en Saltillo, Coahuila, habría sido entregada por otra menor de 12 años y la mamá de ésta a cambio de 700 pesos, revelan las investigaciones que siguen las autoridades estatales. La familia de la víctima sospecha que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) encubre al señalado.

Fuentes cercanas a las investigaciones informaron que el pasado 14 de mayo, la menor de 14 años salió de su casa, en la colonia Niños Héroes, rumbo a la tienda. En el camino se encontró con su vecina de 12 años, quien pidió acompañarla a la tienda, por lo que le quitó el dinero.

Según las indagatorias, la niña de 12 años amenazó a la adolescente con decirle a su mamá que “se metía con hombres”, por lo que le pidió que le hiciera caso. La presunta víctima tuvo miedo de que su mamá no le creyera y aceptó acompañar a su vecina, quien entonces llamó por teléfono y dijo: “ya viene conmigo”.

image_7

La niña de 12 años le comentó que su amigo “Gaspar” pasaría por ellas junto con sus mamás.

Después llegó un carro blanco del que sólo descendió “Gaspar”. La afectada corrió, pero el hombre la persiguió y la subió por la fuerza amenazándola con su pistola.

Al llegar a la casa en la calle Comanches de la colonia Las Teresitas, la niña de 12 años ayudó al hombre a darle una cerveza a la víctima.

Al parecer, la cerveza contenía algún tipo de droga, pues la menor se mareó de inmediato, sin embargo, ella recordó que alcanzaba a gritar “¡me duele, ayúdame!”, pero la niña de 12 años –según las investigaciones- solamente se reía.

Como la menor afectada se tardó en regresar a su casa, su familia comenzó a buscarla. Al encontrar una patrulla, elementos municipales informaron a los padres que acababa de generarse un reporte de dos niñas retenidas en una casa.

Al llegar, encontraron al soldado, quien amedrentó a los policías municipales y a los padres de la menor con una pistola y logró salir corriendo hacia el 69 Batallón Militar, a donde entró brincándose la barda.

La familia de la adolescente y los policías cuestionaron a los guardias del Batallón, quienes informaron que tenían a dos personas retenidas que habían ingresado brincándose la barda, los presentaron y de inmediato los familiares lo identificaron, pues lo habían visto cuando los amenazó con la pistola.

El soldado Gaspar Cosme le dijo a la mamá de la víctima “señora, tranquilícese, podemos arreglar ¿de cuánto estamos hablando?”.

Los policías municipales de inmediato hicieron el reporte al sistema estatal de emergencias 066 para que se presentara el Ministerio Público a dar fe de la retención del soldado. Sin embargo, ayer la Procuraduría para los Niños, Niñas y la Familia informó en un comunicado que el soldado estaba prófugo.

Cuando los policías y la familia esperaban a que se les mostrará al sospechoso, la niña de 12 años se acercó a la afectada y le advirtió “te vas arrepentir, todos los daños que causaron tus primos y tu familia los van a pagar, los voy a denunciar por daños y por el robo de una pantalla”.

El soldado, según la investigación, habría dicho que fue “Diana” quien le cobró 700 pesos para llevarle una niña para que él pudiera abusar de ella.

Dentro de las investigaciones, las autoridades llevaron un citatorio al domicilio de la persona identificada como “Diana”, quien es señalada como esposa de un soldado y quien presuntamente habría recibido el dinero de Gaspar.

Al momento de recibir la notificación y firmarla, la mujer mostró una credencial con la que se identificó como Rocío, aunque los vecinos la conocen como “Diana”.

La familia dijo en entrevista que espera recibir atención legal y psicológica adecuada, además, exige que se haga justicia y que Gaspar Cosme sea enviado a prisión.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE Vanguardia. Ver ORIGINAL aquí. Prohibida su reproducción.

Comenta con tu cuenta de Facebook