Monday 17 de June del 2024

Piden a autoridades federales auditar al CUSAEM

Escuchar Nota :
[responsivevoice_button voice="Spanish Female" buttontext="Play"]


La diputada del Partido de la Revolución Democrática (PRD) Juana Bonilla, exigió se realice una auditoria a los Cuerpos de Seguridad Auxiliar del Estado de México (CUSAEM), acusando que presentan un funcionamiento irregular.

La diputada perredista presentó un punto de acuerdo para que la Auditoria Superior de la Federación (ASF), la Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y la Procuraduría General de la República (PGR) realicen una auditoría financiera y jurídica al CUSAEM.

De acuerdo con el portal Métrica Digital, Juana Bonilla explicó que el CUSAEM es una policía privada del gobierno estatal, pues operativamente dependen de la Comisión Estatal de Seguridad, sin embargo, la Secretaría de Finanzas y el propio Órgano Superior de Fiscalización del Estado de México (OSFEM) advierten que no forman parte de la administración pública, por lo cual no son un ente fiscalizable para ellos.

Ante lo anterior el CUSAEM no da cuentas al gobierno estatal de sus ingresos, pero al depender operativamente de la Comisión Estatal de Seguridad son beneficiados con múltiples contratos del gobierno mexiquense y federal.

Captura de pantalla 2015-11-22 a las 13.18.58

Además las armas que poseen los CUSAEM son gracias a la licencia otorgada a la Comisión Estatal de Seguridad, aunque la propia normatividad indica que las corporaciones estatales de seguridad no pueden brindar servicios de tipo privado.

En la solicitud de la auditoría, Bonilla explica que a lo largo del tiempo, el CUSAEM a tenido varias identidades y razones sociales.

En 1948 se creó la Jefatura de Policía Independiente del Estado de México y/o Cuerpo de Guardias de Seguridad Bancaria y Comercial.

El 1985, operó con el número de identificación fiscal RFC CGS85 12298A8,  que se refiere al Cuerpo de Guardias de Seguridad Industrial, Bancaria y Comercial del Valle de Toluca. El documento acreditado ante el Sistema de Administración Tributaria (SAT) establece que la actividad preponderante de la corporación era la prestación de servicios administrativos municipales.

El tercer registro, el RFC CVA880 629LF9, corresponde al Cuerpo de Vigilancia Auxiliar y Urbana del Estado de México. De igual manera no especifica que cobre por servicios de seguridad privada. Sólo menciona como actividad preponderante los servicios administrativos municipales.

La legisladora del PRD señaló que estos cuerpos se han desarrollado como una corporación profesional de servicios privados, e incluso con la posibilidad de realizar actividades ilegales como el espionaje telefónico.

Destaca que el 6 de julio de 2015 fueron revelados archivos de la empresa italiana Hacking Team, quien vendió productos relacionados con el espionaje a distintos gobiernos del mundo, y en la lista aparecen los CUSAEM del Estado de México.

De acuerdo con el sitio pastebin.com/MP8zpQ26, donde se contenía la información que fue hackeada a la citada empresa italiana, los CUSAEM signaron un contrato ya expirado con esta firma dedicada a desarrollar software de espionaje.

Otros servicios consisten en protección de élite, como el creado en 2008, mediante el Grupo Atenea, que se encarga de brindar servicios de escolta y protección a empresarios y políticos, y el Travel Security Services, considerado como el servicio para gente  muy importante, ya que salvaguarda la integridad física de empresarios, embajadores, diplomáticos y artistas en la zona del Valle de México.

Aunado a ello, comentó la diputada del PRD, ninguno de los elementos de los CUSAEM cuenta con la Certificación del Centro Control de Confianza que la Ley de Seguridad Pública determina y que incluye los exámenes de desempeño, polígrafo, psicológico, socioeconómico, médico y toxicológico.

Bonilla afirmó que los CUSAEM integran a 22 mil elementos  y lo configuran como el segundo grupo más grande del país, sólo debajo de la Policía Auxiliar del Distrito Federal.

“Es un cuerpo policíaco que funciona como un negocio privado, que renta sus servicios de vigilancia, lo mismo a zonas residenciales, a particulares, a empresas industriales, empresas de traslado de valores y a dependencias gubernamentales estatales y federales”, afirmó.

Las ventajas competitivas para su más de 3 mil clientes son abundantes: armamento de punta, frecuencia de radio con la policía estatal; parque vehicular superior a las 600 unidades de servicio y patrullaje; así como análisis de riesgos previo a la contratación.

“Un servicio para personas muy importantes (VIP) que incluye escoltas de élite, tiene un costo de 330 dólares por día. Un escolta con equipo de radio comunicaciones 250 dólares diarios; un guardaespaldas armado con un fusil AR-15, 330 dólares; una camioneta Hummer, Nitro o Durango con blindaje nivel cuatro y resistente a impactos de bala de AK-47, 400 dólares por día; y un vehículo sin blindaje 350 dólares”, expresó Bonilla.

Sin embargo, reiteró, las autoridades mexiquenses rechazan tener alguna responsabilidad sobre los CUSAEM, que extra oficialmente lo controla un grupo de 110 comandantes, quienes lo administrarían como una franquicia.

Comenta con tu cuenta de Facebook