Thursday 23 de May del 2024

Piden organizaciones frenar obras iniciadas en Xochicuautla

Escuchar Nota :
[responsivevoice_button voice="Spanish Female" buttontext="Play"]


El Frente por la Libertad de Expresión y la Protesta Social (FLEPS)integrado por mas de 10 organizaciones de la sociedad civil demandaron frenar las obras iniciadas en la Comunidad de San Francisco Xochicuautla.

Al fijar su postura tras el desalojo realizado este día, agrupaciones como Artículo 19, Fundar o el Centro de Derechos Humanos, Miguel Agustín Pro denunciaron que varias personas recibieron agresiones en su intento por impedir el desalojo.

Incluso, dijeron,  durante el operativo una persona beneficiaria del Mecanismo de Protección de Personas Defensoras y Periodistas fue agredida y despojada del botón de pánico otorgado por el Mecanismo.

Además apuntaron que elementos policiales desalojaron la casa del doctor Armando García, delegado de la comunidad.

Por medio de un comunicado señalaron que éste tipo de acciones son una afrenta a la legalidad pues existen suspensiones contra las obras concedidas por el Poder Judicial ademas las mismas dan cuenta de un uso desproporcionado de la fuerza pues los  300 elementos de la policía del Estado de México ingresaron ilegalmente y sitiaron a la comunidad.

Con ello, acusaron, permitieron la entrada de máquinas de construcción, con las cuales se destruyó una casa y un campamento de protección al bosque que fue instaurado en junio de 2015.

2034_xochicuautla_620x350

El FLEPS señalo que este tipo de actos no solo constituyen graves violaciones a los derechos de libertad de expresión, de reunión y protesta.

El operativo, indicaron, se enmarcan en un contexto de represión en contra de pueblos indígenas que defienden sus derechos frente a la imposición de megaproyectos en México.

La comunidad de San Francisco Xochicuautla ha realizado actos de protesta pacífica desde hace 5 años en contra de la construcción de la autopista Toluca- Naucalpan, la cual atravesaría parte considerable del territorio de la comunidad y que afectaría de manera irreversible a la comunidad, al bosque otomí y sus pobladores.

Además provocaría daños sus cultivos de subsistencia, el corte de venas de agua, y la imposibilidad de acudir al bosque como elemento necesario para la reproducción social y cultural de la zona, señalaron.

Comenta con tu cuenta de Facebook