Thursday 23 de May del 2024

FOTOS : Policía Federal “adoptó” a niño indígena exiliado, tiene el mejor promedio de la escuela

Escuchar Nota :
[responsivevoice_button voice="Spanish Female" buttontext="Play"]


Benito es un niño que se ha hecho viral en muchas páginas de Facebook, debido a encabezados de noticias como “El Policía Federal que cambia tenis por buenas calificaciones”. 

Benito es un niño un niño proveniente de una familia muy humilde, del estado de Oaxaca. Sus padres fueron exiliados de su comunidad por diferencia religiosas. La familia prefirió abandonar su comunidad ante el gran peligro de salir lastimados o muertos.

Fue así como llegaron al ejido Agua Nueva, en Saltillo, Coahuila sobre la carretera Saltillo – Zacatecas, en una zona rural. Allí creció con humildad pero una gran sonrisa y una energía enorme. Allí se acercaba a los policías federales que revisaban la carretera pidiendo unas monedas para llevar a su casa o comprar algo de comida

Si los policías le daban un paquete de galletas, se comía dos y llevaba el resto a sus hermanitos. 12294689_972795789442841_1977827067251592457_n

12417521_972795479442872_8910310322160135378_n

12495098_972797882775965_6473306249293319899_n

12670745_972795686109518_6732546676509305334_n

12923349_972797856109301_8186102960181863280_n

12924556_972796756109411_5157804449571004365_n (1)

12924556_972796756109411_5157804449571004365_n

12924568_972797859442634_8151624580391082992_n

12928266_972796032776150_234342509055565884_n

12931207_972795572776196_5512921138566208095_n

12936615_972795732776180_4938963440110096357_n

12938199_972795586109528_6873595676607358005_n

 

Pronto, viendo a los policía, se dio cuenta que la gente no vive de limosnas o dádivas, sino que trabaja duro para satisfacer sus necesidades. Entonces cogió una cubeta para lavar las patrullas de los policías. Al inicio no sabia cómo hacerlo y hacía todo un tiradero. Pero pronto aprendió a hacerlo muy bien. 

Iba a la escuela rural de la comunidad, pasando antes a saludar a los policías. Los policías, al ver sus ganas de estudiar y su carisma, comenzaron a protegerlo. Para no fomentar su ocio, los policías no le permitían estar con ellos si no había acabado sus tareas, a cambio ellos le dejaban usar sus computadoras. Como la zona es muy helada, y su calzado estaba ya muy deteriorado, los policías le regalaron unos zapatos para la escuela por sus buenas calificaciones.

También lo llevaban a comer cuando tenía mucha hambre, pagando ellos su cuenta.Las imágenes hablan por sí solas de la amistad que se gestó entre ellos y el aprendizaje mutuo que ambos tuvieron.

Desafortunadamente los policías debieron ser movidos de lugar y ya no pudieron seguirlo apoyando. Pero mientras hicieron todo lo que estuvo a su alcance por él.

 

FUENTE : DENUNCIASMX

Comenta con tu cuenta de Facebook