Friday 02 de December del 2022

¿Eres un ciberdelincuente? Los 7 delitos digitales más comunes que puedes estar cometiendo

Escuchar Nota :


Puede que seas un ciberdelincuente… pero todavía no lo sabes. ¿Alguna vez has espiado el móvil de tu pareja? ¿Has grabado a alguien sin su consentimiento? ¿O has hecho una “inocente” broma telefónica haciéndote pasar por otra persona? Sigue leyendo, esto puede interesarte.

El número de ciberataques están en aumento. Como indican todos los informes, la cantidad de ataque informáticos y ciberdelitos, tanto dirigidos a empresas como a usuarios, no deja de crecer. Los motivos son variados, pero por lo general el objetivo de los criminales es obtener dinero a través de ellos. Pero… ¿puede un cibercriminal no saber que está cometiendo un delito en la red? Sí, tú podrías ser uno de ellos. Seguramente no te estés lucrando por ello, pero podrías estar cometiendo delitos graves penados por la ley. La firma de peritaje informático Aldama Informática Legal ha elaborado una lista de los delitos informáticos más comunes que cometen los usuarios, ya sea por desconocimiento de la ley o por descuido.

delito-digital-ciberdelito

  1. Espiar el móvil de tu pareja. 

    ¿Cuántas parejas se habrán roto gracias a una “pillada” por un mensaje o un e-mail? “Inocentemente” coges el móvil de tu pareja y revisas los mensajes… O se deja el portátil encendido y le echas un vistacito a su email. Pues ya has cometido un delito. Leer los e-mails, WhatsApp o mensajes de otras personas (aunque sea tu pareja, o un familiar), atenta contra uno de los derechos básicos: el secreto de las comunicaciones y la intimidad. Si además se usa para algún fin (como demostrar una infidelidad), puede acarrear incluso penas de prisión. Y no es una teoría, sino que ha ocurrido recientemente: una sentencia condenó a un hombre a prisión por espiar el móvil de su pareja. Demostró la infidelidad, sí, pero cometió un delito para hacerlo.

  2. Grabar sin consentimiento. 

    Para empezar, hay que aclarar que es ilegal grabar a otra persona sin su consentimiento. En un momento en el que sacamos la cámara del móvil a la mínima de cambio, hay que tener cuidado. Obviamente, no estamos hablando de fotos inocentes: casos como grabar a tu pareja siéndote infiel, filmar escenas de cibersexo o guardar fotos íntimas sin consentimiento, son considerados delitos que pueden incurrir en multas o incluso penas de cárcel.

  3. Suplantación de identidad. 

    Cuidado con gastar bromitas en la red, pueden salirte caras. Hacerte pasar por otra persona (aunque sea un conocido) en las redes sociales, mensajes, chats o llamadas puede ponerte en un aprieto. Eso sí, por lo general se considera un delito cuando se busca un provecho mediante esa suplantación. Pero según alertan desde Aldama, han tenido casos de denuncias por suplantación ante grupos de conocidos. Ándate con ojo, una broma de mal gusto puede sentarle mal a alguien.

  4. Amenazas en redes sociales. 

    Resulta bastante obvio, no se debe amenazar ni insultar a nadie (en general), y tampoco en las redes sociales. No son pocas las veces que artistas, políticos o usuarios bocazas en las redes sociales publican posts que son una provocación al insulto o la amenaza. Pero respira profundamente tres veces y piénsatelo antes de responder o comentar. Hay que ser responsable con lo que se publica en la red, tiene consecuencias ante la justicia.

  5. Revelar secretos. 

    Todos tenemos secretos, y compartimos secretos de otras personas. Y es probable que alguna vez hayas pensado en publicar más de uno cuando alguien te ha hecho una “jugarreta”. Pero cuidado, publicar un secreto o intimidad de una persona a través de las redes sociales o por mensajes, aunque sea un amigo, se considera un delito si no hay consentimiento.

  6. Acoso en Internet. 

    En algunas ocasiones, incluso para la justicia, es difícil trazar la línea entre lo que se considera acoso y lo que no. Para ti pueden ser una serie de mensajes amorosos inocentes… para la otra persona puede ser un acoso sexual. Tenlo presente a la hora de enviar mensajes, emails… Puedes traspasar la línea y convertirte en un delincuente informático.

  7. Contenido pedófilo. 

    Tú nunca has descargado contenido pedófilo. Pero… ¿has descargado películas o series a través de la red? Esto de por sí es ilegal, pero uno de los delitos más graves que se pueden cometer sin darse cuenta esdescargar material de internet y que dentro haya contenido pedófilo sin que nos demos cuenta. Un caso muy grave que en el mayoría de los casos el usuario no tiene conocimiento de que está almacenando o distribuyendo algo completamente ilegal. Eso sí, un perito informático puede demostrar si los documentos han sido visionados o no, y si se tenía conocimiento de su existencia.

Como explica Carlos Aldama, “es muy común incurrir en delitos informáticos sin saberlo. La descarga de películas o música no es legal y, sin embargo, encontramos a muchos usuarios que además de descargar este tipo de archivos, también los están compartiendo, sin saber que son los responsables de la distribución de material protegido”.

¿Consejos? Conocer cuáles son los delitos, para no cometerlos, y usar el sentido común a la hora de navegar por la red y usar sus servicios. Seguro que muchos de estos delitos digitales los conocías… Otra cosa es que miraras hacia otro lado. Pero si los cometes, de nada te servirá decir que no sabías que eran delito. Avisado estás.

Comenta con tu cuenta de Facebook