Friday 09 de December del 2022

Investiga Fiscalía de #Edomex a Honda de #Galerias #Atizapán por robo de vehículo a cliente

Escuchar Nota :


Con el argumento de un robo perpetrado a la agencia Honda Galerías, en el Estado de México, la empresa hizo perdidizo un automóvil a un cliente, quien, a más de un año, sigue a la espera de que Grupo Fame se haga responsable por los daños y perjuicios causados a él y su familia.

La víctima, de identidad reservada (Art. 109, Fracción 26, CNPP), previo a la Semana Santa del año pasado acudió a las instalaciones de Honda, ubicado frente a plaza Galerías, en Atizapán de Zaragoza, con el objetivo de que se le hiciera un servicio a su coche, que gozaba de seguro por parte de la empresa.

La unidad fue recibida por los responsables del taller y se le comunicó que las piezas que precisaban ser cambiadas, como los amortiguadores, no se encontraban en existencia; las opciones que le dieron al agraviado fue que pasara a recoger el vehículo o dejarlo y volver dentro de tres o cuatro días, de acuerdo a la investigación realizada por Quadratín.

Sin embargo, posteriormente fue notificado por el gerente y apoderado legal de Grupo Fame Atizapán, Hugo Rogelio S. B., que su coche había sido “robado”, durante un atraco a la compañía el 2 de abril en la madrugada, declaración que se contrapone a lo señalado por el oficial que estaba de guardia en las instalaciones.

La denuncia contradice al apoderado de Grupo Fame

“(…) El día 2 de abril del 2021, siendo aproximadamente las 6 horas, me encontraba laborando en la Plaza Galerías Atizapán, en la Agencia Honda… me dirijo a la planta baja percatándome que la cortina de servicio del lado izquierdo de la entrada estaba abierta…”, relató el denunciante, Felipe N., como consta en la carpeta de investigación TLA/TLA/TLA104/086797/21/04.

En su relatoría, señala que el monto aproximado de lo robado es de 30 mil pesos e incluye lo siguiente: “…me puse a revisar todo el lugar, y me percato que al lado de la entrada del lado izquierdo faltaba en el área de servicio tres computadoras de escritorio, una pantalla Sonic y cinco llantas de refacciones y del lado de la sala de ventas falta una pantalla de 58 pulgadas y la antena la cual venía en la pantalla (…)”, además de sus pertenencias personales del vigilante, que consistían en una mochila negra con sus identificaciones personales, laborales, dos desodorantes y dos perfumes.

El oficial asegura en su denuncia que nunca se activaron las alarmas, y no se señala que las chapas o candados de seguridad estuvieran violados, mucho menos que faltara un coche.

Horas después, se giró oficio a los peritos especializados para que se realizaran las diligencias de ley, acudir a las instalaciones de la parte afectada, levantar imagen, recabar el contenido por las cámaras de vigilancia y testimonios, sin embargo, esta diligencia no fue posible hacerla, porque la sucursal Galerías permanecía cerrada.

Tres días después de la declaración inicial del vigilante, el lunes 5 de abril, el apoderado legal de la compañía Fame, sostuvo ante el Ministerio Público que en los videos captados por las cámaras de vigilancia, que inicialmente le negaron el acceso a la representación social, “ (…) aproximadamente a las 2:45 se observa a una persona delgada, con sudadera y gorra de la misma, portando al parecer una máscara, salir de la oficina de gerencia de ventas pecho tierra arrastrándose de manera muy cautelosa recorriendo algunas zonas de la sala de ventas, refacciones y dirigiéndose posteriormente a servicio (…) ”.

En una circunstancia casi inédita, el solitario ladrón logró evitar que las alarmas se activarán, evitar las cámaras de seguridad y hasta manipularlas para evitar ser captado, como si conociera los mecanismos internos de la agencia.

Después de evadir toda la seguridad, tomó el equipo de cómputo y localizó oportunamente las llaves del coche Honda Civic blanco modelo 2018 que estaba esperando el servicio, en seguida se retiró con todo lo robado y nadie ha logrado hasta ahora identificarlo, como tampoco ha asumido la agencia la responsabilidad de pagar al dueño de la unidad sustraída de sus instalaciones.

Al siguiente lunes acudió el afectado, para conocer más detalles del robo y el mecanismo de arreglo entre las partes afectadas, la propuesta del ejecutivo de Grupo Fame: reportarlo como robado al propio dueño, recibir la cantidad que la aseguradora le ofreciera y Grupo Fame el deducible.

Las partes implicadas no llegaron a un acuerdo y, sin permiso del dueño del vehículo, Rafael B., gerente de Postventa, reportó a la Oficina Coordinadora de Riesgos Asegurados (OCRA), pero jamás se integró carpeta de investigación por el delito de robo de vehículo, ya que el atraco fue a un negocio y entre lo aparentemente robado estaba la unidad, según consta en la segunda declaración del apoderado legal, que no del vigilante, según se constituye en la denuncia interpuesta por el dueño del carro.

Luego de meses de negociaciones que no fructificaron, ¡un milagro! En el estado de Hidalgo, un agente de la Policía Estatal Preventiva llamó al número personal del afectado; en una vía primaria de la ciudad había localizado el vehículo, pero antes de que pudiera hacer algo en contra de la persona que se encontraba en posesión del automóvil, la dejó, con el argumento que en la compra hubo buena fe, nunca la intención de robo y mucho menos estaba implicada en el delito de receptación.

El dueño del Civic 2018 se desplazó el 14 de septiembre a la ciudad de Pachuca y pudo constatar que se trataba de la unidad, pero algo no cuadraba, ¿cómo el policía obtuvo el número personal del afectado si nunca lo otorgó al Ministerio Público y tampoco había denunciado el robo del coche? En resumen, solo alguien muy allegado al caso podía haber accedido a su número personal.

Con ayuda de los agentes de la Policía Estatal Preventiva, el vehículo se resguardo en un garaje local y después lo recuperó, pero la lucha legal no ha terminado.

En busca de la justicia…

Al recuperar la unidad se percató que además del robo del vehículo, el kilometraje incrementó de manera considerable, probablemente más de 10 mil kilómetros, y estaba prácticamente desvalijado; en el interior habían arrancado el tapete, la consola y el carnet, entre otras cosas, causando gran perjuicio a un carro que estaba seminuevo y cuyo precio original estaba valuado por encima de los 360 mil pesos.

Con el apoyo de asesoría jurídica y la Fiscalía General del Estado de México buscan que Grupo Fame se haga responsable pagar el daño a la parte afectada, ya que por sus propios méritos tuvo que buscar el coche, trasladarlo hasta su lugar de origen, costear abogados y hasta tuvo que comprar un nuevo vehículo que no tenía planeado, además de que ahora debe de solventar las reparaciones.

A decir de las denuncias, la de robo y abuso de confianza, en este proceso se encuentran como imputados Hugo Rogelio S., el apoderado legal; Rafael B., gerente de Postventa; y, Fernando R., directivo de Grupo Fame.

Además, aún queda en el aire el nombre del Policía Estatal Preventivo que encontró el coche, esclarecer el mecanismo con el que se hizo de la información y las garantías de ley consideradas para liberar a la mujer que estaba en posesión de la unidad.

Comenta con tu cuenta de Facebook