Friday 30 de September del 2022

#Nacionales Los 43 normalistas fueron arteramente ultimados y desaparecidos, informó Alejandro Encinas

Escuchar Nota :


Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob), informó que de acuerdo con investigaciones de los hechos ocurridos el 26 de septiembre de 2014, no hay indicios de que los estudiantes de la normal rural de Ayotzinapa se encuentren con vida.

El Informe de la Comisión para la verdad y acceso a la Justicia del Caso Ayotzinapa, concluyó: “Que no hay indicio alguno de que los estudiantes se encuentren con vida. Por el contrario, todos los testimonios y evidencias acreditan que éstos fueron arteramente ultimados y desaparecidos”.

Destacó que durante las indagatorias se confirmó la identificación de tres de los 43 estudiantes desaparecidos en la noche de Iguala.

Encinas sostuvo que “al filo de las 22:45 horas del 26 de septiembre de 2014, tras los hechos de violencia y persecución, se dio la orden de desaparecer a los estudiantes”.

Luego del análisis se confirmó que la desaparición de los 43 estudiantes de la Normal Rural “Isidro Burgos” de Ayotzinapa, se trató en “un crimen de Estado”, en el que participaron integrantes del grupo delictivo Guerreros Unidos y agentes del estado y policías municipales.

Durante las investigaciones se esclareció que en ningún momento, los normalistas sostuvieron comunicación con los Guerreros Unidos, y tampoco al salir de la Terminal de Autobuses en Iguala. No obstante, se logró confirmar que la Policía Municipal sí intervino en el aseguramiento de los estudiantes en el autobús identificado con el número 1531.

De acuerdo con el Tercer Informe del caso Ayotzinapa, que puntualiza Alejandro Encinas, la unidad fue trasladada sin pasaje hacia Morelos, en donde fueron librados todos los retenes establecidos.


Alejandro Encinas sostuvo que la llamada “verdad histórica” fue una acción concentrada del aparato organizado del poder desde el más alto nivel de gobierno, que “ocultó la verdad de los hechos, alteró las escenas del crimen, ocultó los vínculos de autoridades con el grupo delictivo y la participación de agentes del Estado, fuerzas de seguridad y autoridades responsables de la procuración de justicia en la desaparición de los estudiantes” de Ayotzinapa.

Comenta con tu cuenta de Facebook